Cómo crear mi propio ecommerce. Todo lo que tienes que saber
17923
post-template-default,single,single-post,postid-17923,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Cómo crear un ecommerce para mi negocio

Desde que se inició la crisis del coronavirus, y especialmente desde que se implantó el estado de alarma en nuestro país que supuso el confinamiento de millones de ciudadanos, numerosos negocios se han visto abocados al cierre o han vivido un drástico descenso de sus ventas debido a la imposibilidad por parte de sus clientes de acercarse hasta su comercio.

Esta circunstancia se ha materializado en un repunte de las ventas online y muchos negocios se están viendo obligados a digitalizarse para poder hacer frente a la nueva situación. Independientemente de la situación actual este proceso de modernización tenía que llegar antes o después, eso es cierto. Aquellos profesionales que en los próximos años no estén en la red acabarán devorados por la competencia, pero no es menos cierto que esta anormal situación ha hecho que muchos se lancen a desarrollar o contratar sus propias tiendas electrónicas sin suficiente información al respecto. Por ello hoy queremos despejar algunas dudas sobre el comercio online y qué necesito para adaptarlo a mi negocio.

Las ventajas de contar con un comercio electrónico son muchas. En primer lugar, nuestra tienda estará abierta 24 horas al día los 365 días del año y además no solo para los clientes que pasen por delante de mi escaparate, sino para el mundo entero. Pero también es cierto que vamos a competir con miles de negocios que venden lo mismo que nosotros y lo que es más difícil aún, con grandes markets como Amazon que nos lo van a poner muy difícil. Pero tranquilo, haciendo las cosas bien podrás tener tu parte del pastel, con la inversión justa y necesaria y con un pronto retorno de la inversión.

1. Servidor y dominio

Lo primero que necesitas es contar con una dominio y un alojamiento. Generalmente haremos la adquisición de ambos productos a la vez, aunque podemos contratarlos en empresas diferentes.

El dominio es nuestro nombre, por ejemplo fruterialola.es. Lo ideal sería contar al menos con el dominio en su versión .com y .es, para evitar que otros puedan hacerse con nuestro nombre y generar confusión.

Blog-Ecommerce

Cada dominio tienen un coste aproximado de unos 15-20€ al año dependiendo de la extensión qué elijamos y la plataforma donde los adquiramos. Es importante saber que no lo estamos comprando indefinidamente; tendremos que renovar periódicamente (normalmente una vez al año) nuestros dominios o los perderemos.

El segundo elemento que necesitaremos para el desarrollo de nuestra tienda es hosting o alojamiento. Se trata de una solución que nos ofrecerá una empresa dónde podremos subir nuestra web y nuestra tienda y a la que accederán nuestros a través de una url, que no es otra cosa que el dominio que hemos comprado. El precio de un alojamiento para una tienda online standard debería situarse entre los 80 y los 180€ al año, dependiendo de las prestaciones que nos ofrezca la empresa (capacidad, seguridad, etc…)

2. Una web

Generalmente la tienda electrónica suele formar parte de una web, donde transmitimos toda la información de nuestra empresa. En ella hablaremos de nuestros servicios, nuestra filosofía, etc. La estructura más habitual suele contar con un menú de navegación formado por una página de Inicio, otra dedicada a hablar del negocio, los promotores o el equipo, un blog y una página de contacto. Y, por supuesto, contaremos también con un apartado dedicado a la tienda, donde se podrán adquirir los productos que tenemos a la venta en nuestro negocio físico.

Es importante que contemos también con un blog pues, además de actualizar informaciones o trasladar noticias relevantes de nuestro sector, nos será muy útil para potenciar el  correctamente posicionamiento de nuestra web (SEO), es decir aumentar el tráfico a nuestro sitio.

Existen muchas opciones para desarrollar nuestra web. Desde las opciones más complejas y caras, pero a la vez más profesionales, como puede ser un desarrollo en html. Pero para pequeños y medianos negocios existen opciones muy interesantes, que nos permitirán ahorrar mucho tiempo y dinero como son los denominados CMS (content Managment Sistem), entre los que destacan plataformas como WordPress.

3. Ecommerce

Para poder desarrollar nuestra web tenemos varias opciones. Si hemos optado por hacer nuestra web con WordPress podremos instalar una extensión o plugin llamado WooCommerce, que nos permitirá desarrollar nuestra tienda y configurarla de una manera bastante sencilla.

Lo más complicado en este punto son los apartados relativos a los impuestos (no es lo mismo vender solo en la península que también a las islas o al mundo entero) y los gastos de envío (tendrás que contratar una empresa de envíos que te facilite las tarifas en función del peso y el destino). Después tenemos que ir subiendo los productos y sus descripciones.

Finalmente necesitaremos contratar con nuestro banco un TPV virtual que permita el pago con tarjeta desde nuestra web, aunque también podemos implementar otros sistemas de pago como PayPal, Stripe, el pago contrarrembolso o transferencia bancaria. Recuerda que para que el banco nos permita utilizar su tpv tendremos que tener instalado un certificado SSL y Https (hay que contratarlo e instalarlo desde nuestro proveedor de hosting).

Existen otras alternativas muy interesantes a la opción WordPress+WooCommerce como es Prestashop o Magneto. Se trata de otro tipo de CMS especialmente concebidos para la venta online, aunque quizás un poco más complicado de desarrollar sin conocimientos previos.

4. El posicionamiento SEO

Hoy en día de nada nos sirve tener la mejor tienda online en cuanto a productos, navegación o estética si no trabajamos a fondo el posicionamiento. En un entorno tan competitivo como el digital es fundamental tener una estrategia de ventas: saber a quien vendemos y cómo vamos a vender. Para ello necesitaremos un estudio de palabras clave, una optimización técnica de la web (urls, textos, imágenes…) y una estrategia de contenidos en redes sociales y en el blog que nos permita atraer público hasta nuestro sitio.

5. Cuestiones legales

Este es un punto fundamental que los promotores de tiendas online tienden a olvidar. En un comercio electrónico debemos de cumplir la misma normativa que en nuestro negocio físico e incluso tener en cuenta algunas cuestiones más. Por ejemplo, deberemos tener un aviso con las condiciones de compra donde queden clara las condiciones de envío, de devolución, de reclamación, etc…

Blog-Ecommerce2

Además tenemos que tener en cuenta que hay que incluir un documento relativo a la Ley de Protección de Datos e informar sobre las cookies que tengamos instaladas en nuestra web. Lo mejor es contar con un profesional del ámbito legal que se encargue de este punto.

6. ¿Puedo desarrollar yo mi propia tienda electrónica?

Sí, puedes. Como decíamos en el punto anterior ya no es necesario tener conocimientos avanzados de informática para crear una web. Programas como WordPress facilitan en gran medida el trabajo. Ahora bien, no te engañes. No es dar un botón y nuestra web estará lista. Te harán falta muchas, pero muchas muchas horas de aprendizaje y desarrollo hasta lograr una web completa, profesional y optimizada en cuanto al SEO. Ten en cuenta que para una empresa profesional especializada en el desarrollo web el tiempo medio en tener listo un comercio electrónico es de uno a tres meses. Sin conocimientos previos este tiempo se multiplicará mucho y es probable que lo dejes a medias, sin haber conseguido el desarrollo que tenías en mente.

Al igual que tú mismo podrías tratar de arreglar tu coche pero lo lógico es dejarlo en manos de un experto, deberías actuar así con tu web. Al fin y al cabo no deja de ser parte de tu negocio (una parte cada más importante como estamos viendo hoy en día). Por ello, si necesitas asesoramiento en el desarrollo de tu sitio o directamente contratarlo, dirígete a una empresa especializada en ecommerce, como AccionLab, donde hemos desarrollado decenas de tiendas electrónicas y sabremos dar respuesta a tus necesidades.