Qué tener en cuenta para traducir tu web a otros idiomas en WordPress
18083
post-template-default,single,single-post,postid-18083,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

Qué tener en cuenta para traducir tu web a otros idiomas en WordPress

Quizá pienses que solo para determinados sectores, como el turístico, es imprescindible contar con una página web multilenguaje. Sentimos decirte que te equivocas. En realidad, para empresas de cualquier área puede resultar de interés aumentar el tráfico extranjero a su web y labrarse una reputación internacional. Y es que, si Internet es global, ¿por qué no va a serlo tu marca? En un mercado sin límites, ¿hasta dónde quieres llegar?

Esa es la primera pregunta a la que debes responder. La segunda, qué idiomas necesitas para ello. No hace falta que el contenido de tu web pueda leerse en los 2.000 que se hablan en todo el continente africano, pero no tienes por qué limitarte solo al inglés. Chino, portugués o francés son otras opciones que debes valorar. Eso sí, siempre en consonancia con los objetivos de internacionalización que te hayas marcado.

Una vez tomada esta pequeña pero básica decisión, toca ponerse manos a la obra. Si WordPress es el CMS con el que gestionas tu web, es sencillo convertirla en multilenguaje: basta con instalar un plugin de traducción que permita que el contenido pueda leerse en diferentes idiomas. Pero antes de dar ese paso, echa un ojo a estas recomendaciones para traducir tu página web:

      • Lo ideal es que se haga durante el proceso inicial de creación de la web, pero si no lo hiciste en su día, no te preocupes: lo importante es que el contenido del primer idioma esté completamente definido para evitar tener que hacer cambios constantemente en cada idioma.
      • Salvo que seas una multinacional o tus productos / servicios varíen según el país en que se compren / contraten, no abras una página web para cada idioma. Sería un gasto innecesario de tiempo y recursos (y también a nivel económico). Se lo pueden permitir grandes empresas como Coca-Cola o Apple, que cuenta, por ejemplo, con un dominio .es para el mercado español. Pero si eres un negocio pequeño, como Electrobazar Radiovaldeprado, cliente de AcciónLab, la solución más práctica es crear una subpágina para cada idioma con contenidos que se publican en paralelo. Puedes hacerlo duplicando la página principal con el primer idioma; de esa manera, te respetará la estructura que hayas definido. Electrobazar Radiovaldeprado es un ejemplo perfecto de comercio de proximidad que ha decidido apostar por la digitalización para llegar a público mucho mayor, ya no solo fuera de las fronteras locales (su sede está en Valladolid), sino también nacionales. Puedes visitar su tienda online para venta internacional, desarrollada por AcciónLab, en este enlace.
      • ¡No te olvides del SEO! Esas tres letras mágicas que te pueden llevar a la primera página de los buscadores… o a enterrarte entre tu competencia. Define tus palabras claves para cada idioma teniendo en cuenta cuáles son los términos más buscados en aquellos países en que deseas abrirte mercado. ¡Ojo! Piensa que, si bien Google es el principal buscador en la mayoría de los países de Europa y Estados Unidos (en general, en todo Occidente), no es así en Rusia, Turquía, China o Japón. Por lo tanto, tendrás que valorar si necesitas redefinir tu estrategia de posicionamiento en función del país o países en que busques expansión.
      • Para que el trabajo en SEO sea completo, no es suficiente con traducir el contenido. También debes hacerlo con las metaetiquetas de los materiales multimedia (imágenes y vídeos) y las descripciones.
      • La selección de idiomas disponibles ha de estar siempre en el primer nivel de la navegación, para que los visitantes puedan elegir el que deseen nada más acceder a tu página web.

 

Pero nuestra principal recomendación a la hora de traducir el contenido de tu web es esta: olvídate de los traductores automáticos. Por lo general, sus traducciones no tienen mucha calidad y son imprecisas, por lo que pueden llevar a error a tus visitantes (y cada uno de ellos es un cliente potencial). Eso sin contar la imagen poco profesional que les estarás ofreciendo. Cuando te comuniques, sea en el idioma que sea, muestra siempre la mejor versión de ti.

Si estás pensando en traducir tu página web a otros idiomas o en lanzar una cuya información pueda consultarse en multilenguaje, en AcciónLab podemos ayudarte. Ya lo hemos hecho con clientes como Le Moulin Aeby, Isostopy o Mostra Espanha, entre otros. Puedes consultar nuestro portfolio completo aquí. Y si quieres contactar con nosotros, toma nota: info@accionlab.es o en los números de teléfono 609 952 378 | 646 083 769.