Teletrabajo: 6 consejos para trabajar desde casa
17860
post-template-default,single,single-post,postid-17860,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Teletrabajo: 6 consejos para trabajar desde casa

 

Teletrabajo: 6 consejos para trabajar desde casa

 

El teletrabajo o, lo que es lo mismo, trabajar desde casa, es una opción cada vez más utilizada por las empresas para beneficiar a sus trabajadores aprovechando las ventajas que nos ofrece la tecnología actual. Es un modelo que está bastante implantado en Europa, pero que en España apenas se ha potenciado hasta la llegada de la crisis del coronavirus, que nos ha obligado a todos a recluirnos en nuestros hogares para evitar la propagación de la epidemia.

Aunque para muchos es un sueño trabajar desde casa, la realidad ya os habrá demostrado que no todo es tan maravilloso como nos lo habíamos imaginado. Porque el teletrabajo implica muchas más cosas que quedarnos en pijama en el sofá cómodamente con nuestro ordenador: dificultad para mantener el ritmo de trabajo, menor contacto con los compañeros, distracciones varias en casa, ausencia de un lugar apropiado para trabajar…

Desde AcciónLab queremos aportarte nuestra experiencia en el teletrabajo, ya que es una opción que utilizamos a menudo, y darte algunos consejos que te pueden ayudar a organizarte mejor y aprovechar más tus horas de trabajo en casa. Al final, verás que el truco consiste principalmente en ser ordenado y disciplinado.

1.- Elige el lugar más apropiado para trabajar desde casa

Lo primero que tienes que hacer es elegir dónde vas a montar tu «oficina» en casa. Lógicamente, esto dependerá del tipo de vivienda en el que vivas, de su tamaño y también de con quién vivas. Lo ideal es que dispongas de una habitación que puedas utilizar solamente para trabajar y en la que existan las condiciones adecuadas; es decir, que tengas buena conexión a Internet, que dispongas de un espacio que te resulte cómodo para trabajar durante toda una jornada laboral y que exista una iluminación adecuada. Todo esto se complica si compartes piso o si tu hogar no anda sobrado de metros cuadrados. En ese caso, lo sabemos, no te quedará más remedio que trabajar donde puedas.

2.- Fíjate un horario

Aunque estés en tu casa y el estrés de los horarios desaparezca, es importante que te marques un horario aproximado para diferenciar tus horas de descanso, de trabajo y de ocio. De lo contrario, acabarás echando más horas de las que debes y serás incapaz de desconectar en todo el día. Puedes aprovechar la ventaja que te otorga el no tener que desplazarte para levantarte un poco más tarde, pero tienes que marcar muy bien a qué hora empiezas a trabajar y a qué hora acabas. Y también dejárselo muy claro a tu jefe y a tus compañeros para que no te molesten fuera de tu horario de trabajo.

3.- Planifica tus tareas

Como ya no estás en la oficina, es más complicado mantener el ritmo habitual de trabajo. El tiempo parece que pasa de forma distinta y ya no tienes al jefe detrás recordándote que tienes que entregar esos informes a primera hora de la tarde. Pero la realidad es que los vas a tener que entregar igual, así que al comienzo del día debes planificarte muy bien todo lo que tienes que hacer durante tu jornada laboral.

4.- Haz descansos

Si cuando estás en la oficina paras a tomar café o a charlar con tus compañeros… ¿Por qué no vas a tomarte un descanso al hacer teletrabajo? Aunque solo sea por salud, es buena idea hacer una breve pausa cada dos horas aproximadamente, desconectar unos minutos y despejar la mente. Acércate a la cocina y prepárate un café, pégate una ducha (que ya hueles) o, simplemente, asómate a la ventana y piensa en lo bien que estarías ahí fuera dando un paseo.

5.- Organiza reuniones por videollamada

Es una idea que a lo mejor no se te había pasado por la cabeza, pero vas a acabar echando de menos a tus compañeros de oficina (sí, también a ese al que le canta el aliento). En primer lugar por el componente social que te aporta trabajar rodeado de gente: probablemente la mayor desventaja de trabajar desde casa sea lo solo que te vas a sentir algunas veces. En segundo lugar porque el trabajo en equipo siempre favorece las buenas ideas y permite solucionar ciertas dudas que se nos presentan en nuestras tareas diarias.

Para reducir esa soledad, te recomendamos que organices reuniones por videollamada de vez en cuando con tus compañeros (un par de veces por semana puede ser suficiente) aprovechando herramientas como Skype o Hangouts. No tiene por qué haber un fin concreto para esas reuniones, pero puede ser muy útil para comentaros dudas e intercambiar opiniones acerca de vuestro trabajo.

6.- Interactúa con tu familia o compañeros de piso

A tus compañeros de trabajo no los tienes cerca, pero a tus familiares o compañeros de piso sí (salvo que vivas solo, claro). Somos conscientes de que, si tienes niños pequeños en casa o mascotas, a veces es muy complicado mantener la concentración. Pero como todo, tiene una doble cara tener compañía. Aprovecha los descansos para socializar con ellos y desconectar de tus tareas y no te aísles en tu «oficina» casera creyendo que vas a aprovechar mejor así el tiempo. Al contrario, hablar con otras personas de vez en cuando te ayudará a mejor tu productividad.

Y tú, ¿aplicas estos consejos cuando haces teletrabajo? ¿Tienes algún otro que puedas aportarnos? ¡Cuéntanos!